Creación de Empresas

Algunos consejos

Los socios: cuantos menos, mejor

Es fundamental que los socios sean el menor número posible para poder sacar adelante nuestro proyecto, ya habrá tiempo de fusionarse y de dar entrada a nuevos socios. La mayor parte de las sociedades no fracasan por no tener mercado sino por peleas de sus socios. Cuanto mayor sea el número de los mismos mayor es el riesgo de conflictividad.

No confiemos en las subvenciones

Es un grave error basar la financiación inicial de nuestro proyecto empresarial en las subvenciones que podamos recibir. Si éstas llegan, lo harán tarde y cuando no sean necesarias. Es preciso que contemos con un proyecto financiero sólido para nuestra empresa y, si encima obtenemos subvenciones, todavía mejor. Si pueden ser sin embargo interesantes las subvenciones iniciales que se conceden a desempleados en su inicio como autónomos.

La sociedad es una persona … jurídica

Ello quiere decir que tiene su propio patrimonio que no debemos confundir con el nuestro personal, no se puede manejar alegremente las cuentas bancarias de la empresa para fines personales porque podremos tener problemas en la gestión, con Hacienda e incluso, de índole penal. Por otro lado hay que ser consciente que en el momento de la constitución estamos haciendo nacer una persona jurídica, que seguirá subsistiendo aun cuando no operemos con ella en tanto en cuanto no la matemos (disolución).

¿Cuánto dinero hace falta?

Si pensamos en una sociedad limitada de capital mínimo, contemos con que habrá que tener una disponibilidad de unos 3.000 euros para depositar el capital, más otros 900-1.000 euros, aproximadamente, para atender los gastos de constitución. Con posterioridad a dicha constitución, los 900-1.000 euros anteriores podrán ser reintegrados de los 3.000 del capital, quedándonos 2.000-2.100 euros para las inversiones básicas iniciales. Estas cifras son naturalmente orientativas y pueden variar mucho en función de las características de cada sociedad mercantil. Sin embargo, sí que podemos hablar de este «mínimo».

¿Cuáles son los datos principales a tener en cuenta?

Estos son los datos principales sobre los que nos tenemos que decidir:

        1.El nombre o razón social

        2.El domicilio (conviene elegir un domicilio estable para evitar ir al notario cada vez que nos mudemos)

        3.El capital

        4.Los socios y el porcentaje de participación.

        5.El sistema de administración que puede ser:

            -Un administrador único.

            -Varios administradores solidarios o mancomunados

            -Un consejo de administración.

        6.El objeto social: es decir, la actividad que va a desarrollar la compañía.